Back to top

#El Salvador

#El Salvador

La comunidad de derechos humanos está sometida regularmente a campañas de difamación -los/as defensores/as han sido tildados/as de “traidores de la nación”, “terroristas” y “subversivos”. Esta táctica empleada por las autoridades es diseñada para desacreditar y minar el trabajo en derechos humanos, aislando y marginalizando a los/as defensores/as y convirtiéndolos en un blanco vulnerable de ataques y abusos. Los ambientalistas y líderes/as de las comunidades que se oponen a los proyectos de minería a gran escala hacen frente a amenazas de muerte y violencia.

El aborto está criminalizado y , a diferencia de muchos otros países donde ocurre lo mismo, la ley sí se aplica. Los/as DDH que hacen campaña por la libertad de las mujeres encarceladas sospechadas de aborto son objeto de amenazas e intimidación.

En particular son blanco de ataques los defensores/as que luchan por los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT). Varias organizaciones de LGBT han sido saqueadas y destruidas y sus miembros atacados, intimidados y amenazados. En general, la policía ignora las denuncias que realizan defensores/as de los derechos de personas LGBT, según el informe de la organización LGBT "Entre amigos".