Back to top

#Camerún

#Camerún

En Camerún, los/as defensores/as de derechos humanos y periodistas críticos del gobierno son especialmente tomados como blanco por las autoridades y frecuentemente hostigados. Los/as DDH que trabajan en temas de minorías y relativos a la tierra, al igual que quienes se ocupan de los derechos de personas lesbianas, gay, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) también son particularmente vulnerables.

Las fuerzas de seguridad han torturado, golpeado, hostigado y abusado de ciudadanos, periodistas, detenidos y defensores/as de derechos humanos, especialmente quienes forman parte de la comunidad LGBTI. Las autoridades del gobierno también impiden el trabajo efectivo de las ONG de derechos humanos al dispersar sus reuniones, hostigarlas y amenazar con actos de violencia contra sus integrantes, además de dispersar violentamente manifestaciones pacíficas. Cuando un/a DDH recibe una amenaza por teléfono, mensaje de texto o correo electrónico, rara vez las autoridades investigan.

Mientras que todas las ONG necesitan estar registradas para operar, estos requerimientos se implementan de forma despareja; por lo tanto, muchas organizaciones de derechos humanos operan sin estar inscriptas.