Back to top

#Vietnam

#Vietnam

Las autoridades vietnamitas tratas a los/as defensores/as de derechos humanos como a "enemigos del estado". En Vietnam no existen medios de comunicación independientes, los periódicos locales, las estaciones de radio y televisión están estrictamente controladas por el estado. Las comunicación vía Internet también está es muy controlada y restringida. Los/as DDH que trabajan por la rendición de cuentas y la democracia son acusados de ser "espías o agentes extranjeros", "traidores", o "violadores del orden y la paz públicos". Los/as DDH también son objeto de intimidación, amenazas, interrogatorios, hostigamiento, arresto y detención arbitrarios. Cuando son llevados/as a juicio, a menudo se los sentencia a largas condenas por la tarea que desarrollan por los derechos humanos y se los maltrata en cárcel.

Las disposiciones del Código Penal relativas a la seguridad nacional se utilizan habitualmente para obstaculizar las actividades por los derechos humanos. Las acusaciones más comunes contra los/as DDH incluyen "hacer propaganda", "espionaje" y "mimar la unidad política". Muchos/as defensores/as son víctimas de detención arbitraria y criminalización, muchas veces no son informados de las razones del arresto o porqué se les niega la solicitud de fianza. Muchos fueron acusados alegando que planeaban derrocar al Partido Comunista y fueron sentenciados a largos períodos de prisión.

Los familiares de los/as defensores/as arrestados/as no son informados sobre sus paraderos y los/as DDH detenidos/as tampoco tienen acceso a sus abogados y familias hasta varias semanas después del arresto. A veces, los/as DDH detenidos/as son trasladados intencionalmente a lugares remotos, haciendo más difícil a sus familias el visitarles. A menudo los abogados de derechos humanos que representan a los/as DDH o comunidades afectadas por violaciones a los derechos humanos son abusados y expulsados de sus respectivas asociaciones profesionales.