Back to top

#Democratic Republic of Congo

#Democratic Republic of Congo

La situación en la República Democrática de Congo (RDC) sigue siendo volátil y los/las defensores/as de los derechos humanos están en riesgo pero continúan operando corriendo serios riesgos personales, en una atmósfera de violencia, hostilidad e inestabilidad. Prevalecen la ausencia del estado de derecho y el clima de impunidad. Como consecuencia del desarrollo de sus actividades, tales como investigar y exponer atrocidades, combatir la violencia sexual, incidir para lograr el respeto a las elecciones y el ejercicio del periodismo independiente, muchos defensores/as de los derechos humanos han sido objeto de amenazas y agresiones.

Frecuentemente, los/las defensores/as de los derechos humanos congoleños/as son blanco de intimidación, procesos judiciales, estigmatización, amenazas de muerte, detenciones en calidad de incomunicado/a, arrestos arbitrarios, violencia fundada en el género, malos tratos en la prisión, entre ellos negar el acceso a abogados y asistencia médica, agresiones físicas y en algunos casos, torturas y aún asesinatos por parte de agentes del gobierno de la RDC y grupos armados. Muchos/as defensores/as se han visto forzados/as a esconderse o exilarse, como consecuencia de las amenazas contra su seguridad y la de sus familias.

La situación de los/las defensores/as en la región este de la RDC es especialmente precaria. En los últimos años, fueron asesinados varios/as defensores/as y periodistas. Los asesinatos y las amenazas persistentes han provocado un clima de temor entre los/las defensores/as locales, quienes son ahora más vulnerables debido a la violencia en curso, las tensiones étnicas y la inestable situación política y militar en la región.