Back to top
Claudia Julieta Duque

Claudia Julieta Duque

DDH, Periodista
Equipo Nizkor, Radio Nizkor
Courage in Journalism Premio
2010

En 2010, la International Women’s Media Foundation (Fundación Internacional Medios Internacional de la Mujer) otorgó a Claudia Julieta Duque, el premio a la Valentía en el Periodismo. "Como víctima, voy a luchar hasta el último día de mi vida por la justicia real, la cual sólo será posible cuando el ex presidente Alvaro Uribe [...] esté condenado por la persecución ilegal que dirigió contra más de 300 personas en Colombia ", dijo Duque al recibir el premio. "Como periodista, voy a seguir trabajando para que la gente tome conciencia sobre las dimensiones reales del espionaje y sus consecuencias para la democracia en Colombia."

Swedish Reporters Without Borders Premio
2010

La sección sueca de Reporteros sin Fronteras ha galardonado con el Premio 2010 de Libertad de Prensa a la periodista colombiana y defensora de derechos humanos Claudia Julieta Duque "Por su valentía, a pesar de las amenazas y la persecución, de tratar de seguir diciendo la verdad sobre la corrupción y la represión en su país natal, Colombia"

Washington Post Artículo
2011

En 2011, Claudia Julieta Duque, fue co-autora de un artículo publicado en The Washington Post donde se informó que el presidente Uribe pudo haber estado involucrado en acciones ilegales a través del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) con la ayuda de los Estados Unidos.

Women and Leadership - Ilaria Alpi Premio
2010

El Premio Ilaria Alpi se dedica a Ilaria Alpi, el periodista italiano asesinado en Mogadiscio en 1994 junto con el camarógrafo Miran Hrovatin. En 2010, el premio fue otorgado a Claudia Julieta Duque, en honor a su coraje y para poner de relieve la importancia del papel de los periodistas de investigación en la búsqueda de la verdad.

Lucharé por la justicia verdadera hasta el último día de mi vida

Claudia Julieta Duque es periodista de investigación y trabaja como corresponsal de Radio Nizkor en Colombia. Ha publicado en varios medios nacionales e internacionales, es miembro honorario de la Unión Nacional de Periodistas del Reino Unido e Irlanda y de la Federación Internacional de Periodistas (FIP).

Durante su carrera como periodista, ha investigado en numerosos casos de relevancia nacional, incluyendo casos de desaparición forzada, reclutamiento forzoso de niños por grupos armados legales e ilegales, el impacto de la impunidad y el derecho a la justicia, y la infiltración de grupos de paramilitares en los organismos gubernamentales. La defensora de los derechos humanos ha sido objeto de intimidación, acoso, amenazas y vigilancia desde 2001, cuando investigaba el asesinato de otro periodista Jaime Garzón y descubrió que agentes del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) estaban involucrados en un encubrimiento. El gobierno de Colombia ofreció servicios de seguridad para su protección, pero más tarde se descubrió que dichos guardaespaldas le estaban espiando., informaban al DAS sobre sus actividades y hacían falsas acusaciones en su contra. Las quejas presentadas por Duque entre 2001 y 2004 finalmente dieron lugar a la apertura de una investigación en 2011. Por razones de seguridad, Claudia Julieta Duque se ha visto obligada a abandonar el país en varias ocasiones.

Claudia Julieta Duque ha recibido varios premios internacionales por su trabajo y valentía. En 2011, la revista Newsweek le incluyó entre una de las diez mujeres periodistas en mayor riesgo por el bien del periodismo y el Daily Beast le nombró una de las 150 mujeres destacadas en todo el mundo. En 2014, Reporteros sin Fronteras le nombró como una de las "100 Héroes de información".

Columbia

os/as DDH de Colombia trabajan en un ambiente violento e inseguro, sometidos a amenazas, intimidaciones, detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, ataques físicos, actos de tortura, homicidios, allanamientos ilegales en sus hogares y oficinas y estigmatización, todo ello como consecuencia de sus actividades en defensa de los derechos humanos. Con frecuencia, quienes perpetran estos abusos son grupos paramilitares, muchos de los cuales tienen relación con el gobierno o los servicios de seguridad, o con grupos armados de la oposición.