Posted 2011/10/2

Tanzania: Masesa Bandoma, defensor de los derechos humanos, víctima de arresto arbitrario y procesado por acusaciones fabricadas

Masesa BandomaMasesa Bandoma

El Sr. Masesa Bandoma, defensor de los derechos humanos, enfrenta acusaciones fabricadas en su contra de insultar a un oficial de la policía y alteración del orden público, por lo que deberá comparecer ante la corte el día 3 de octubre de 2011. Libre bajo fianza, estuvo detenido arbitrariamente y fue víctima de maltrato mientras permaneció en custodia policial en la estación de la policía de Mwanza, del 20 al 22 de septiembre. El arresto y detención del defensor tienen relación con su intervención en un caso de trabajo doméstico infantil que involucra a un policía. Masesa Bandoma se desempeña como coordinador en Kivulini, una organización de derechos de la mujer con base en Mwanza, región norte de Tanzania. Allí, el defensor se ocupa específicamente de casos relativos a niños/as empleados como trabajadores domésticos.

El 19 de septiembre de 2011, Kivulini recibió información sobre el caso de Biela Salvatory, una niña trabajadora doméstica de la región Bukoba Kagera, que había sido detenida con prisión preventiva el día 13 de septiembre, por pedido de su ex empleadora, cuyo esposo es policía. Masesa Bandoma se llegó hasta la estación de policía de Mwanza para solicitar información sobre el caso. El Comandante de la Policía del Distrito (DPC) se habría negado a brindarle información y el oficial a cargo de la División de Investigación Criminal (OC-CID) le habría sugerido retirarse de la estación y abandonar el caso.

Después de conversar con el Comandante Regional de la Policía (RPC) ese mismo día, Masesa Bandoma regresó a la estación. Pese a la intervención de éste último, el oficial a cargo se negó a entregar la niña al defensor, y en su lugar le advirtió que deje el caso. Dado que no podía resolver la situación, Masesa Bandoma se retiró de la estación de policía poco antes de la medianoche.

A la mañana siguiente, el 20 de septiembre, Masesa Bandoma regresó al lugar, y en esta ocasión pudo hablar con Biela Salvatory, quien desconocía el motivo por el cual estaba detenida. Entonces se dio un altercado con el Comandante Distrital de la Policía, y según se informó, cuando el defensor intentaba telefonear al Comandante Regional, le confiscaron el teléfono móvil. En consecuencia, quedó en prisión preventiva durante tres días y dos noches, y no se le autorizó a realizar llamados ni a su familia ni a sus colegas.

El 22 de septiembre de 2011, reapareció ante la Corte Primaria, que le otorgó la libertad bajo fianza y formalizó las acusaciones por insultos a un oficial de la policía y alteración del orden público. La corte habrá de expedirse sobre el caso el día 3 de octubre.

Se alega que las acciones arbitrarias tomadas por la policía de Mwanza podrían tener relación con el hecho de que está involucrado un policía en el caso de trabajo doméstico infantil en el que intervino Kivulini.

Front Line Defenders, Children United y Anti-Slavery International manifiestan su honda preocupación por la integridad física y psicológica de Masesa Bandoma, particularmente si se tienen en consideración que habría sido golpeado al ser detenido. A nuestro entender, Masesa Bandoma fue objeto de agresiones como consecuencia de su labor legítima por los derechos humanos, particularmente por su trabajo con niños/niñas víctimas del trabajo doméstico. Asimismo, deseamos expresar nuestra profunda preocupación por la integridad física y psicológica de Biela Salvatory.

Front Line Defenders, Children United y Anti-Slavery International instan a las autoridades de Tanzania a que:

  1. Retiren todas las acusaciones presentadas contra Masesa Bandome, ya que entendemos que está acusado por la única razón de su labor legítima por los derechos humanos.
  2. Lleven adelante una investigación detallada, exhaustiva e imparcial sobre el arresto arbitrario de Masesa Bandoma, como así también sobre las denuncias de que habría sufrido maltratos mientras estuvo en custodia policial, con el fin de dar a conocer los resultados y llevar a los responsables ante la justicia, de acuerdo con los estándares del derecho internacional.
  3. Faciliten el acceso a atención médica para Biela Salvatory, en vista de las denuncias de que mientras trabajaba para su ex empleadora fue víctima de abuso físico.
  4. Tomen todas las medidas necesarias para garantizar la integridad física y psicológica y la seguridad de Masesa Bandoma y Biela Salvatory, y los protejan de toda posible represalias por parte de los policías involucrados en sus casos.
  5. Garanticen que en toda circunstancia todos/todas los/las defensores/as de los derechos humanos de Tanzania puedan desarrollar sus actividades legítimas, sin temor a represalias y libres de toda restricción, incluyendo hostigamiento judicial.

Atentamente.

Action Update Needed. Before taking further action on this case please contact info@frontlinedefenders.org for further information