Posted 2011/6/28

Zimbabwe: sospechan por posible colocación de veneno en una propiedad de WOZA

El día 22 de junio de 2011, integrantes de Mujeres de Zimbabwe ¡Levantaos! (Women of Zimbabwe Arise – WOZA) debieron ser trasladadas de urgencia al hospital con síntomas de envenenamiento, después de visitar una propiedad utilizada por esa entidad para celebrar reuniones en Suburbs, Bulawayo. La propiedad había sido liberada el día anterior por la Policía de la República de Zimbabwe, de acuerdo con lo establecido en una orden de la Alta Corte de Bulawayo el 20 de junio de 2011, después de haber estado ocupada durante 12 días. Las instalaciones fueron halladas en mal estado, dañadas, con la falta de algunos artículos y artículos sospechosos ubicados dentro de la casa y en un vehículo aparcado en el patio. WOZA es una organización de derechos de la mujer con una amplia membrecía de más de 75.000 hombres y mujeres.

Más información

Los oficiales de la policía dejaron las instalaciones aproximadamente a las 17:30 horas del 21 de junio de 2011. Miembros de WOZA ingresaron en la casa poco después para verificar el estado en que se hallaba la propiedad y remover una pickup que había quedado en un patio durante la ocupación policial. Cuando los integrantes de WOZA ingresaron en la casa, habrían percibido el olor acre de productos químicos y tres de ellos/as inmediatamente sintieron nauseas y mareos. Así, decidieron salir de las instalaciones y aparcar la pickup en un lugar seguro.

Al día siguiente, 22 de junio de 2011, regresaron a la casa. Sin embargo, denunciaron haberse sentido mal nuevamente y que aproximadamente a las 11:00 horas ocho miembros de WOZA fueron trasladados al hospital con mareos, vómitos, diarreas y desmayos. Todos/todas los/las defensores/as ya fueron dados/as de alta en el hospital y se presentó una carta de queja a la policía y a la corte.

Los oficiales de la policía habían ocupado las instalaciones desde que las allanaron el 10 de junio, sin presentar orden alguna. Una orden de la Alta Corte del 20 de junio de 2011, ordenó a la policía retirarse del lugar y “asegurarse de que no se retirase ítem alguno de la propiedad sin el debido proceso”. Pese a los términos de la orden de la corte, WOZA denunció que faltaron algunos documentos y dos teléfonos móviles, y que las tarjetas que Amnistía Internacional había enviado a sus miembros habían sido retiradas de sus sobres y reemplazadas por condones. Se informó también que había cenizas negras esparcidas por todo el piso del recibidor, como si hubiesen introducido algo en la chimenea. Un documento titulado “Agenda principal” había sido ubicado en varios lugares de la propiedad. Más aún, al examinar la camioneta pickup, los/las defensores/as de los derechos humanos descubrieron en su interior dos balas calibre 38 mm y un objeto de metal similar a una guía.

Una semana antes, al recibir una copia de la decisión de la Alta Corte del 14 de junio de 2011, un funcionario policial que había sido mencionado en una declaración de WOZA se quejó de esto a n representante de Abogados de Derechos Humanos de Zimbabwe (Zimbabwe Lawyers for Human Rights – ZLHR, que estaba asistiendo a WOZA en el procedimiento judicial, y lo amenazó con que ahora tendría que “lidiar personalmente con [Jenni] Williams”. La Sra. Jenni Williams es la Coordinadora Nacional de WOZA.

Pocos días antes de desalojar las instalaciones de WOZA, el día 24 de junio, la policía intentó entregar citaciones a Jenni Williams. Estas estarían relacionadas con sucesos ocurridos en el año 2008. WOZA teme que pueda abrirse un nuevo caso contra la organización.

Los/as integrantes de WOZA han sido víctimas de hostigamiento, amenazas, golpizas, arrestos y juicios desde su fundación, en el año 2003. Jenni Williams ha sido particularmente blanco de amenazas y arrestos. Fue objeto de llamados urgentes de Front Line, entre ellos el día 22 de septiembre de 2010, después de que fue arrestada. Front Line considera que la colocación de un químico sospechoso y los disturbios ocasionados en las instalaciones utilizadas por WOZA tienen relación directa con la labor de la organización a favor de los derechos humanos. Front Line desea manifestar su seria preocupación por la integridad física de los/las integrantes de WOZA que fueron expuestos/as a una sustancia desconocida, una vez que la policía se retiró de sus instalaciones.

Action Update Needed. Before taking further action on this case please contact info@frontlinedefenders.org for further information