Posted 2010/11/1

Irán: Actualización: la Sra. Nasrin Sotoudeh, defensora de los derechos humanos, puso fin a la huelga de hambre una vez que las autoridades autorizaron que la familia la visite

El día 23 de octubre, la Sra. Nasrin Sotoudeh, defensora de los derechos humanos, puso fin a un mes de huelga de hambre, una vez que las autoridades autorizaron que la visite su hermana Guity. Nasrin Sotoudeh comenzó la huelga de hambre como forma de protesta ante las autoridades de la prisión que le negaron visitas y llamadas telefónicas de sus familiares. La Sra. Sotoudeh está detenida en la Prisión Evin, en Teherán.

Más información

Durante la visita, la Sra. Sotoudeh no fue autorizada a mencionar las condiciones dentro de la prisión. Poco después de ésta, Reza Khandan, esposo de la Sra. Sotoudeh, anunció oficialmente por la radio que ella había puesto fin a la huelga de hambre. También mencionó que había perdido mucho peso durante ese tiempo, ya que solamente había ingerido agua.

Nasrin Sotoudeh es una destacada abogada de derechos humanos, quien ha trabajado especialmente con delincuentes juveniles condenados a muerte y con prisioneros de conciencia. La Sra. Sotoudeh representó a varios prisioneros políticos que quedaron bajo custodia durante los disturbios que siguieron a las controvertidas elecciones presidenciales en Irán, en junio de 2009. Asimismo, es integrante del la Sociedad de Protección de los derechos de la niñez. El 4 de septiembre, Nasrin Sotoudeh fue citada a comparecer ante la corte en la Prisión Evin y quedó detenida acusada de “propaganda contra el estado” y “confabular y reunirse con el objetivo de accionar contra la seguridad nacional”.

Front Line desea manifestar su honda preocupación por el bienestar físico y psicológico de Nasrin Sotoudeh mientras permanezca en prisión. Front Line considera que la detención de Nasrim Sotoudeh tiene relación directa con su labor como abogada de derechos humanos, por lo que hace un llamado a las autoridades iraníes para que dejen en libertad de inmediato y sin condicionamientos a la defensora y a conducir una investigación independiente sobre su arresto y detención. Con todo respeto, Front Line desea recordar a las autoridades iraníes sus obligaciones de acuerdo con el derecho internacional que exigen que “todas las personas privadas de la libertad deben ser tratadas de forma humanitaria y con respeto a la dignidad humana de la persona.”

Acceda a la actualización previa sobre el caso, del 19 de octubre de 2010.